sábado, 5 de noviembre de 2011

Libro francés publicado en el año 2007

La psychiatrie de l'enfant (La psiquiatría del niño).
2007/1 (Vol. 50)
356 pages

EL MUTISMO SELECTIVO DEL NIÑO : UN CONCEPTO TRANS-NOSOLÓGICO. REVISTA DE LA LITERATURA Y DISCUSIÓN PSICOPATOLÓGICA

Autora: Ève Gellman-Garçon, psiquiatra infantojuvenil.

El mutismo selectivo es un trastorno de la comunicación del niño y se define como la imposibilidad persistente de hablar en ciertas situaciones sociales, aunque se sabe que el niño es capaz de entender y de utilizar el lenguaje en otras ocasiones. En general se encuentra en situaciones extra-familiares y afecta en mayor medida a las niñas ; este trastorno es poco frecuente pero en realidad, lo más probable es que no se diagnostique. Suele empezar antes de los 5 años y pueden pasar varios años antes de que se identifique y se trate. Puede ser sintomático de organizaciones de la personalidad muy distintas que es necesario identificar antes de pronunciarse sobre el pronóstico y el tratamiento apropiado. Las hipótesis psicopatológicas de los orígenes de este trastorno complejo son múltiples. Se le asocian otros factores, como por ejemplo el trastorno de la relación madre/niño, la angustia de separación, la emigración, un traumatismo psicológico, la noción de secreto familiar y, recientemente, la fobia social (y en general cualquier trastorno ligado a la ansiedad). El pronóstico es reservado y depende esencialmente de la estructura psicológica subyacente, de la precocidad del diagnóstico y del tratamiento, de la psicopatología familiar y de los trastornos asociados : deficiencia intelectual, retraso del desarrollo psico-motor o del lenguaje. Para obtener la mayor probabilidad de curación posible, es necesario que todo el entorno se haga cargo globalmente (incluyendo al niño, a su familia y a sus profesores) y que exista también una colaboración pluridisciplinaria : terapia individual (analítica y/o cognitivo-conductual) terapia familiar y, si la ansiedad predomina, tratamiento farmacológico.